telva

featured on telva

4/10/18

Invertir en moda de segunda mano


Las que me seguís de toda la vida, sabéis que uno de mis principios es no cargarme de prendas por que sí. Prefiero invertir en aquello que realmente me gusta, siempre que pueda. En el caso de que no sea posible en las circunstancias del momento, invertir en moda de segunda mano siempre es una opción fantástica.
Ya sabéis que soy absolutamente de cualquier bolso louis vuitton, los que cuelgan de mi armario, son modelos clásicos que he ido comprando poco a poco a lo largo del tiempo. Para hacer estas compras especiales siempre he elegido bien el modelo que quería en cada momento. E incluso he aprovechado alguna escapada, viaje, para hacerlo algo más inolvidable. Relacionándolo de esta manera con la ciudad que estaba visitando.
No obstante, y creo que os lo he llegado a comentar alguna vez, para el último con el que me hice opté por la compra en el mercado de bolsos de segunda mano de louis vuitton.
Sé que a algunas os parecerá algo arriesgado, pero os aseguro que es bastante fiable, siempre que sigamos unos pasos elementales, que nos ahorrarán disgustos.

Elegir un modelo de segunda mano

Aquí podemos tener dos opciones, podemos simplemente estar antojadas de una marca, sin tener en la cabeza ningún modelo y dejar que aparezca uno que nos encaje en nuestro presupuesto. O ir a la búsqueda de un modelo concreto que por precio o por descatalogación está fuera de nuestro alcance.
La segunda opción es bastante más complicada, ya que la espera puede ser larga y si es un modelo descatalogado el precio se suele disparar.
Es aconsejable que al menos el presupuesto lo tengamos bastante claro, para no caer en tentaciones innecesarias.

Que no te den gato por liebre

Hay muchísimas maneras de saber si un bolso es un fake, es decir, la firma que enarbola se ha tomado sin consentimiento, hablando de una manera delicada y sutil.
Cada vez que se compra un bolso en un establecimiento autorizado, ya sea físico o online, lo acompaña el correspondiente certificado de autenticidad, que debe ser guardado por su comprador para una posible venta futura.
Además, cada uno de estos bolsos tienen un código, bastante oculto, a veces es complicado de encontrar, pero existe en todos. Con un número de serie, en ocasiones y con imitaciones bastante conseguidas, se llega a clonar hasta estos detalles, pero la tipología de letra y forma suele ser distinta.

Un pago seguro

Finalmente elegir una web con una pasarela de pago segura cada vez es más habitual, no obstante, yo os aconsejo hacer el pago vía Paypal, siempre que sea posible.
Sus políticas de reembolso y devolución son muy competitivas y crear una cuenta es más sencillo de lo que parece. De este modo nos evitamos el tener que introducir nuestro número de tarjeta de crédito.